Las 30 expresiones españolas más curiosas y ocurrentes

Que no te sorprendan cuando te digan que tienes un morro que te lo pisas. Descubre las expresiones españolas más populares, su origen y significado.

El español es idioma oficial de al menos 21 países del mundo. El español de España, también conocido como castellano, es el idioma principal que se habla en todo el territorio español. Si eres estudiante del idioma español y deseas hablarlo como un nativo, debes saber que son muchas las expresiones que conforman el vocabulario que utilizan a diario los españoles.

Las expresiones españolas son parte de la cultura y la riqueza lingüística de España, por lo que si lo que quieres es hablar español como un nativo, deberás conocer algunas o gran parte de ellas. Además, las necesitarás para entender a los hispanohablantes cuando se comuniquen contigo, especialmente en un contexto informal, pero también en la televisión o los periódicos.

En este artículo vamos a enseñarte 30 de las expresiones más coloquiales que usan los españoles en su día a día. **Te avisamos que muchas de ellas no tienen prácticamente sentido para los extranjeros 😵‍💫, por lo que solo te queda aprenderlas de memoria y fijarte en qué contextos las utilizan los españoles para terminar utilizándolas correctamente tú también.

30 expresiones españolas

En este apartado vamos a enseñarte 30 expresiones españolas bastante coloquiales. Chascarrillos”, refranes, frases hechas, componen el vocabulario de todo español. Ya te hemos avisado, lo que tienen en común todas ellas es que el significado de la expresión tiene poco o nada que ver con el significado de cada palabra que la compone. Algo que puede volverte loco si eres un estudiante de español.

  • Hablar por los codos

¿Por los codos? ¿Cómo que hablamos por una parte del cuerpo? Pues sí, has oído bien. Hablar por los codos es una expresión española que quiere decir “hablar mucho”. Todos tenemos ese típico amigo que “no se calla ni debajo del agua” (otra expresión que quiere decir exactamente lo mismo), es decir, habla y habla y habla y habla. El origen de esta expresión tiene que ver con el modo de moverse que tienen las personas que hablan mucho, tanto que parece que hablasen a través de esta parte del cuerpo.

  • Estar o ponerse piripi

En español, hay mil y una maneras de decir que una persona ha bebido demasiado… pero “estar piripi” es, sin duda, una de las favoritas. Si ya sabes un poco de español, sabrás que la palabra “piripi”, por sí sola, no tiene absolutamente ningún significado. Sin embargo, aunque te cueste creerlo, si estás en una cena con amigos y empiezas a notar los efectos del vino o la cerveza, nadie se sorprenderá si rompes el hielo con un: “estoy empezando a ponerme piripi”.

  • Dejar plantado

Plantado, sí. Y, en este caso, esta expresión no tiene nada que ver con el mundo de la flora y las plantas. Dejar plantado a alguien es, ni más ni menos, que la manera antigua de hacer ghosting, es decir, no acudir a la cita que tenías planeada con alguien. El origen de esta expresión es, precisamente, la postura en la que te quedarías si alguien te deja solo cuando has quedado con él o ella. Plantado, parado, como un árbol.

  • Dormir la mona

Como sabes, la mona es el femenino de mono, el animal. ¿Qué tendrá que ver esto con dormir? Esta es otra de las expresiones españolas que tienen que ver con beber un poquito de más…Pues, cuando ya se ha acabado la fiesta, todo el mundo irá a dormir la mona, es decir, a descansar después de tanto bailar, saltar y socializar.

  • Poner los cuernos

Esta expresión tiene un origen incierto. Poner los cuernos es ser infiel con tu pareja. Quizá es porque el animal que lleva cuernos está un poco ciego porque no los ve, al llevarlos en la cabeza. Por lo tanto, la persona a la que le han puesto los cuernos, será la que tenga los cuernos. No te recomiendo que utilices esta expresión con mucha soltura porque puede ser algo hiriente.

  • Darse con un canto en los dientes

Otra expresión de locura. Un canto es el saliente de cualquier superficie, y darse con ello en los dientes de manera literal puede ser doloroso. Sin embargo, la expresión no tiene nada que ver con eso. Se trata de “conformarse con lo que uno tiene o ha logrado”. Por ejemplo, si tu amiga ha conseguido un trabajo, aunque no es el de sus sueños, después de mucho tiempo desempleada y buscando trabajo desesperadamente, lo más seguro es que le digas que “puede darse con un canto en los dientes”.

  • Estar como una regadera

Una regadera es aquello que usamos para “regar” las plantas, como la propia palabra lo indica. Al parecer, el origen de esta expresión se remonta a 1907, cuando se estrenó una obra teatral que hablaba de una regadera con la que se regaban las plantas. Cuando la cupletista Julita Fons hacía los gestos correspondientes a los versos, el público enloquecía y Julita los exageraba aún más. Es por eso que esta expresión significa perder el control de uno mismo, o estar un poco loco.

  • Ir a freír espárragos

Cuando una persona te manda a freír espárragos, no te está pidiendo que le prepares la comida. Te está diciendo que le dejes tranquilo un rato o, para siempre, dependiendo de lo enfadado o enfadada que esté contigo. Es una de las expresiones españolas que se remonta al siglo XIX, también para evitar a una persona, y tiene que ver con lo que tardan en cocerse los espárragos, es decir, tener a esa persona lejos el mayor tiempo posible.

  • Comerse el coco, o el tarro

En español, cuando alguien le da muchas vueltas a las cosas, y piensa mucho sobre algo, decimos que se está “comiendo la cabeza”. La cabeza, por lo tanto, es lo que se transforma en el coco, o el tarro. La expresión tiene varias variantes, pero todas se refieren a comerse la parte del cuerpo por la que pensamos.

  • Ir donde Cristo perdió la chancla

Imagina que te vas muy, muy, muy lejos, literalmente. Vas a viajar al otro lado del mundo, o al otro lado de la ciudad. Seguramente, algún amigo te dirá que te vas allí donde Cristo perdió la chancla. Esto se refiere, en su origen, al ir y venir de Jesucristo para predicar la palabra de Dios. Probablemente dio tantas vueltas que, en algún momento, ¿se le perdió una sandalia? Nonsense, lo sabemos.

  • Tener un morro que te lo pisas

Vamos por partes. El morro, en español, es la parte prolongada y saliente que tienen algunos animales, como los cerdos. “Tener morro” se usa por sí solo para decir que alguien ha hecho algo sin ninguna vergüenza, tanto malo, como bueno, y el resultado ha sido favorable para la persona. La exageración es una de las características comunes de casi todo español, por lo tanto, tener el morro que te lo pisas, es, precisamente, tan grande que te lo vas pisando (como si fuese algo largo que te llega a los pies).

  • Tener la mosca detrás de la oreja

Cuando tienes la mosca (bicho que vuela y es bastante molesto), detrás de la oreja, es porque algo te está preocupando. Tienes un pálpito sobre alguien o algo.

  • Partirse el culo

Si alguien se está partiendo el culo o ‘meándose’, es que se está riendo a carcajadas. Algo le ha hecho muchísima gracia. Si escuchas a un español decir ‘me meo’, mientras se ríe, no es que necesite ir al baño, es que algo le ha hecho mucha gracia.

  • Planchar la oreja

Ya te hemos explicado lo que es dormir la mona. Planchar la oreja es parecido, solo que no necesariamente tienes que haber bebido antes. Si te fijas en el modo en que alguien duerme, la oreja se queda ‘planchada’ contra la cama, la almohada o el sofá.

  • Ponerse las botas

Esta expresión española quiere decir comer mucho, o también se puede utilizar para referirse a obtener mucho dinero, o cualquier otra acción que suponga beneficiarte de una gran cantidad de ‘algo’. El origen, son las botas, ya que al estar hechas de piel, solo podían ser llevadas por los más ricos, relacionándose su posesión con la abundancia.

  • No está hecha la miel para la boca del asno

Hablando de ricos, cuando decimos esta expresión, nos referimos a que hay personas que prefieren elegir algo peor a vista de todo el mundo. De esta manera, se les recrimina que no saben apreciar lo bueno.

  • Estar a dos velas

Esta expresión se relaciona con los juegos de cartas. Quien en una partida tenía la banca se le iluminaba con dos velas, una a cada lado. Si un jugador tenía buena racha y el dinero de la banca desaparecía, se decía que se quedaba, literalmente, con las dos velas, o a dos velas.

  • Sujetando velas

En relación a la expresión anterior, se dice que alguien que se queda solo o sola entre una pareja que se encuentra en una cita o en un encuentro, está sujetando velas o es un sujetavelas. Mientras la pareja se hace carantoñas, esta persona no tiene nada que hacer salvo “sujetar las velas”, es decir, las velas que se suelen poner en una cita romántica.

  • Montar un pollo

Montar en un pollo no es cabalgar un ave, no. Tampoco es prepararlo para la cena. Esta expresión comienza en su origen con la palabra ‘poyo’, es decir, el banco de piedra que originariamente había fuera de muchas casas, palabra que deriva del latín ‘podium’, es decir, donde se subían los oradores a enarbolar al pueblo y montar escándalos. Efectivamente, montar un pollo es armar un escándalo.

  • Hacer la pelota

Hacerle la pelota a alguien consiste en ser el pesado del grupo y estar todo el rato buscando complacer a una persona para el beneficio propio. Suele hacerse mucho con los jefes, los padres o personas con autoridad que pueden conseguirte algo bueno. Esta es una de las expresiones españolas que viene de los franceses, donde pelota es prostituta. El proxeneta las obligaba a fidelizar clientes a base de ‘hacerles la pelota’.

  • Meterse en camisa de once varas

Meterse en una camisa de once varas es meterse en un buen lío o en algo que requiere demasiado esfuerzo. Normalmente se utiliza esta expresión cuando quieres recriminarle a alguien que va a hacer algo que realmente no merece tanto la pena.

  • Librarse por los pelos

Librarse de algo es conseguir no hacerlo, o evitarlo. Hacerlo por los pelos es que te has salido con la tuya por muy, muy poco, ya que los pelos son bastante finos. Si quieres dejar a tus amigos españoles locos del todo, puedes decirles que te has librado de eso ‘por el pelo de una gamba’, significa lo mismo pero es aún más chistoso.

  • A palo seco

Cuando usamos la expresión nos referimos a tomar algo ‘a palo seco’, especialmente una bebida alcohólica que se suele tomar acompañada de refresco. El origen no está en beber nada, sino a navegar con las velas recogidas en un día de fuerte viento.

  • Dorar la píldora

En su origen, las píldoras o pastillas (medicamentos), no tenían el recubrimiento que tienen ahora, por lo que los farmacéuticos las ‘doraban’ con sustancias dulces para que crearan naturalmente una costra exterior. Esto ha dejado el significado a esta expresión de adornar o edulcorar una situación, aunque en otros contextos también significa lo mismo que ‘hacer la pelota’.

  • Liarla parda

Cuando la has liado parda, es que has hecho algo que ha perjudicado a bastante gente, o has montado un lío bastante gordo. Se dice así por el color ‘pardo’, que es oscuro. De ahí también viene la expresión ‘meterse en un marrón’, que quiere decir prácticamente lo mismo, haciendo referencia a lo oscuro, casi negro.

  • Estar al loro

Es una expresión española que viene de la Guerra Civil. Los aliados italianos decían ‘sono loro’, es decir: ‘son ellos’, cuando venía un avión republicano. Por lo tanto, estar ‘al loro’, quiere decir estar atento del momento en que ocurra lo que estás esperando.

  • Estar empanado

El origen de estar empanado viene de Andalucía. Se referían a los soldados que se comportaban de manera inocente ante cualquier cosa, que estaba como atontado. Si le dices a un amigo que está empanado es precisamente por eso, porque no está atento a lo que está ocurriendo.

  • Dar la vuelta a la tortilla

No hay nada más español que “darle la vuelta a la tortilla”. Como ya sabrás, uno de los manjares de este país es la tortilla, ese plato tan sencillo pero que a la vez es tan complicado de hacer, ya que cada persona tiene su propio gusto, y la hace a su manera. Uno de los pasos esenciales de esta receta es darle la vuelta en la sartén. Esta expresión quiere decir cambiar las cosas a nuestro favor, intentar argumentar de manera que las tornas queden al revés.

  • Echar una mano

Quizá es una de las expresiones españolas que más sentido tienen si se lo buscas. Echar una mano es ayudar a alguien. Todo es más fácil con cuatro manos que con dos, por lo tanto, cuando le echas una mano a un amigo, le estás ayudando a completar la tarea de manera más rápida o eficiente.

  • Flipar en colores

El verbo flipar, que usan constantemente los más jóvenes, viene del inglés ‘flip’, es decir tirar un objeto rápido y que de la vuelta. Por eso flipar trata de transmitir la idea de que te da la vuelta la mente. Es decir, alucinas con algo. Si ya le añades los colores, es que algo te sorprende mucho, mucho, mucho.

Latinoamericanos descifrando expresiones españolas

Si no eres latinoamericano ni español, seguramente te estarás preguntando si los latinoamericanos, al ser hispanohablantes, entienden estas expresiones. Lo más seguro es que no, aunque puede que, al entender las palabras, sean capaces de coger el significado más rápido que alguien que no habla español.

No obstante, estas expresiones son bastante comunes en la región española y en el castellano, y es posible que, la mayoría de los españoles que las dicen a diario no sepan ni siquiera de dónde proceden y, los más jóvenes incluso, ya no conozcan algunas de ellas. Los latinoamericanos, por su parte, tienen sus propias expresiones que los españoles tampoco entienden.

Por lo tanto, se trata de frases hechas que se van perdiendo con los años y que no tienen un origen común del idioma español, sino que van apareciendo y se van transmitiendo en el entorno más cercano. Antiguamente, y también en la actualidad, dentro del propio territorio español, hay diferentes expresiones para unas y otras regiones.

De esta manera, un gallego puede entender una expresión que un andaluz o un manchego, no. Sin embargo, con el desarrollo de Internet y las redes sociales, cada vez los jóvenes comparten más expresiones nuevas con todo el territorio español, incluso también con los latinoamericanos y, en ocasiones, con jóvenes de todas partes del mundo.

Te dejamos con un vídeo en el que se muestra una ‘batalla de idiomas’, en las que cuatro mujeres hispanohablantes de diferentes partes enseñan expresiones que significan lo mismo pero son completamente diferentes de cada país.

5 frases célebres de Don Quijote

Don Quijote de la Mancha es el célebre protagonista de la novela de Miguel de Cervantes El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha. Como ya sabrás, Castilla-La Mancha es una comunidad autónoma situada en el centro de España, conocida por tener emplazamientos que recrean escenas de la citada novela, como los famosos molinos de viento.

Además, en esta región podrás encontrar muchos museos, exposiciones y lugares emblemáticos relacionados con Don Quijote, Sancho Panza y Dulcinea, los personajes creados por Miguel de Cervantes. A continuación vamos a enseñarte cinco frases célebres de Don Quijote.

Esta obra, El Quijote, que ha sido la más traducida y publicada después de La Biblia, ha dejado frases que se han integrado en la cultura española por el humor o la sabiduría.

“Y así, del poco dormir y de mucho leer, se le secó el cerebro”.

“No huye el que se retira”.

“Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro.”

“La virtud más es perseguida de los malos que amada de los buenos.”

“¡Venturoso aquel a quien el cielo dio un pedazo de pan, sin que le quede obligación de agradecérselo a otro que al mismo cielo!”

Conclusión

Esperamos que te haya sido muy útil este artículo en el que te hemos enseñado nada más y nada menos que 30 expresiones españolas que los españoles utilizan en su día a día sin apenas darse cuenta de que su significado está completamente desvirtuado de las palabras que las contienen.

Además, te hemos explicado cómo los latinoamericanos, a pesar de ser hispanohablantes, no comprenden estas expresiones e, incluso se están perdiendo en las nuevas generaciones y cambian según las regiones del interior de España.

Si quieres seguir descubriendo más sobre el español de España y perfeccionarlo, presentarte a algún examen oficial para certificarlo, o aprobarlo de una vez por todas, no dudes en visitar la web de AmazingTalker y elegir ya a tu profesor de español, con clases completamente flexibles y personalizadas.

 

También te puede interesar:

Qué es un digital nomad y cómo puedes convertirte en uno

Vivir en el extranjero: qué debes tomar en cuenta antes de emigrar

Guía para trabajar en Irlanda como hispanohablante

Quieres aprender idiomas online?

Quieres aprender idiomas online?

Con AmazingTalker puedes elegir tu profe particular online de cualquier idioma. Disfruta aprendiendo idioma & cultura en el horario y precio que desees.
Aprende inglés, japonés o coreano desde casa con profes nativos que hablan español perfectamente.

Explora idiomas

Encuentra tu Profesor de Inglés preferido!